BLOGGER TEMPLATES AND TWITTER BACKGROUNDS »

miércoles, 21 de enero de 2009

PLAY LOUD




Estocolmo, Suecia es 1971 y el verano europeo propaga un calor sofocante, mientras en la tele sueca pasan un especial sobre la vida del inventor de las distorsiones y que revolucionaria para siempre la forma de tocar guitarra: Jimmy Hendrix, un pequeño de 7 años que observa el programa decide que eso es lo que quiere hacer: convertirse en uno de los grandes guitarristas de esta época y de cualquier otra, estoy hablando de Yngwie Malmsteen, su madre, la gran cómplice de este maestro le obsequia una guitarra de juguete y comienza a interpretar sus primeros acordes e inicia sus estudios de música clásica, recién a los quince años su mami le obsequia el dinero para completar y poder comprar la que seria su gran consentida: una Fender Stratocaster modelo 71, que es mas conocida como “Play Loud” (Toca Fuerte) o “The Duck” (El pato), a los 17 años se traslada a Norteamérica y ahí comenzaría su carrera hacia el estrellato, el carácter de Yngwie fue templado cuando en 1986 sufrió un fuerte choque de auto y lo mandaría a permanecer en coma durante 3 semanas, al despertar le dan “la gran” noticia de que tenia un coagulo en el cerebro y esta empezando a afectar los nervios de su mano derecha, por si fuera poco su productor (espero que te pudras en el infierno maldito!!) contando con la inminente muerte del maestro se fuga con el dinero de las regalías y algunos objetos personales de Yngwie, y lo deja con un sinnúmero de cuentas medicas pendientes, al salir del hospital Yngwie es informado de que su madre, la cómplice de su carrera, ha muerto mientras el estaba en coma, Yngwie sale adelante y tras meses de terapia física recupera su mano derecha y vuelve al estudio, vuelve a tocar la vieja “Play Loud”, Yngwie cuenta que esa pegatina sucia y vieja que tenia en su guitarra, que rezaba: “Play Loud” (Toca fuerte), fue un gran aliciente mientras salía del infierno en que se había convertido su vida.



La Play Loud es la guitarra que el mas usa en estudio y algunas veces en vivo, así que para rendir homenaje a este noble instrumento, en Noviembre pasado la casa Fender decidió lanzar una edición especial de esa guitarra, se harán solo 100 sobre pedido, pero para adquirir una de estas rarezas habría que estar en una lista de espera mucho antes de que existiera una!!, aparte de tener un buen saldo en la cuenta bancaria, no se ha revelado el precio pero pueden apostar que no se trata de una bagatela, después de todo no hablamos de una baratija que ofrezcan en mercado libre !!, la reproducción es tan buena que el propio Yngwie se vio en apuros para diferenciar a la original Fender “Play Loud” de sus hermanas replicas (foto aqui arriba).

La guitarra se fabrica como si nada, luego le aplican un proceso de “envejecimiento” (hecho a mano y una por una) incluso reproducen unas marcas de dientes que Yngwie ha dejado sobre la Play Loud, un gran detalle es la reproducción de la mítica pegatina “Play Loud”, que es elaborada una por una y a mano por un experto, luego recibe las partes electrónicas, modificadas, ya que el maestro Yngwie personaliza cada una de sus guitarras para lograr el estilo que el prefiere, finalmente la guitarra es afinada al “estilo Yngwie” y es entregada. Yngwie posee una colección de mas de 250 guitarras!!!, nada raro en el exclusivo nivel de superguitarristras en que el se encuentra, lo raro es que todas son Fender Stratocaster modelo 68 al 72, pero cada una es especial porque su corazón electrónico ha sido modificado por las propias manos de Yngwie, de tal forma que aunque iguales por fuera, son únicas.

Admirador de Hendrix, Blackmore, Beethoven, Mozart, Paganini o Vivaldi, ha logrado una singular combinación, Yngwie es conocido por su gran velocidad en la ejecución y por usar técnica de digitación para violín. Yngwie terminaría en 1998 la obra que siempre quiso escribir: Concierto Suite para guitarra eléctrica y orquesta en Eb menor, luego de años de trabajar en el papel. Una exquisita obra que plasmó en un DVD junto a la orquesta filarmónica de Japón en 2000. En 2003 participó en el espectacular G-3 Tour: Rocking in the free World compartiendo cartel con los maestros Joe Satriani y Steve Vai y en algunas fechas de USA participó el “discípulo” de Stevie Ray Vaughan, el joven talento Kenny Wayne Shepard.




Aparte de los grandes clásicos que el admira, curiosamente también es devoto de Enzo Anselmo Ferrari(En eso nos parecemos), si señores el mismísimo creador de los autos Ferrari, es tanto así que varias de sus Fenders portan la heráldica del reparto corsa (equipo de carreras) de la casa Ferrari, ¿recuerdan el escudo amarillo con el caballito negro? (foto al lado), pero va mas allá, en el concierto Suite le dedicó una soberbia pieza a la casa italiana, que se titula: Cavallino Rampante (¿de que otra manera uno de los mejores podría festejar lo mejor del automóvil?), sobra decir que Yngwie posee un par de piezas Ferrari que atesora tanto como a sus guitarras. Creo que el lema seria: Guitarras veloces y autos hermosos, o al revés: guitarras hermosas y autos veloces.

Ahora les obsequio un par de cortes del Concierto Suite, cortesía de Yngwie, larga vida al maestro y a su magna obra…


"Si quieres escuchar una orquesta al mango empujando tu música, mejor que aprendas a escribir para ella".(Steve Vai).

"Tocar guitarra no es ser músico, es mas complicado que eso". (Yngwie Malmsteen).


"Si no quema, no es arte". (Steve Vai).

"Hay momentos en que hallo que la lengua no sirve para nada!!" –Ludwig Van Beethoven.



video video

3 comentarios:

noesloquecrees dijo...

Parce, le cuento que en mi ignorancia de buena música, nunca había oído hablar sobre este tema, pero con usted me estoy instruyendo... Suerte!!!

Elvis Elgato dijo...

Gracias, es importante que al menos a alguno le importe algo de la chachara que escribo, abra mas posts de esta clase, eso si sobre los grandes solamente.

Elvis Elgato dijo...

Huy que horror!!, me comi la h de habra, mil perdones.